miércoles, 12 de octubre de 2011

¡ Mujer Valiente y Esforzada !

Hace muchos años recibí una carta, de una amiga cercana; entre muchas cosas lindas que me escribió,  estaban estas palabras:  ¡Adelante mujer Valiente y Esforzada! Me llamaron la atención  estas palabras porque resumían, en parte, como ella me veía parada  en la vida; aunque  desde mi óptica  no podía compartir  el mismo concepto de mi misma ya que  no me hacia  acreedora  de sus dichos. Siempre había observado la vida de las mujeres valientes que se encuentran  en  los relatos  Bíblicos y me cautivaban sus historias. Mujeres que se entregaron de lleno a su llamado; que con valor defendieron su fe; que fueron ejemplo para sus pares y que hicieron historia.
En mi opinión, me gusta la mujer  de valor  para enfrentar la vida; la mujer de  carácter, luchadora, trabajadora, esforzada; la mujer conocedora  de los tiempos;  que busca y   ama a Dios  por sobre todas las cosas; aguerrida pero  sensible, dulce, conciliadora que se brinde hacia el otro;  esa es la mujer  de mis sueños, la que anhelo ser, cuando el Señor termine su obra en mi. Entre  tantas mujeres con estas características quería contarte la historia de Débora una de mis preferidas, mujer profeta, jueza, astuta, adoradora y con un corazón sensible.
El pueblo de Israel había faltado al pacto con Dios y estaban viviendo las consecuencias de estar lejos del Señor. Nos cuenta la Biblia que en la época de Débora Israel estaba de esta manera: “quedaron abandonados los caminos” “quedaron abandonadas las aldeas” “se paraban en lugares torcidos” “escogieron nuevos dioses”. Un pueblo alejado  totalmente de Dios, caminando sus propios caminos;  dice Jueces 5:7 “hasta que yo Débora me levanté.” Una mujer con una sensibilidad social como pocas. Se elevo  como una madre para guiar a su gente. Su trabajo fue sentarse bajo una palmera para levantar al pueblo de su abatimiento. La situación era de violencia “llegó la guerra  a las puertas de la ciudad” dice Jueces 5:7 Débora fue a la batalla con Barac confiando en que Dios había dado ya la victoria. Una mujer valiente, con una fe avasallante; entendida  de los tiempos de Dios  que sale a la batalla prometiendo la victoria sobre el rey de Canaán, la cual Dios le concede.
Débora amaba a su pueblo:”mi corazón está con los príncipes de Israel, con los voluntarios del pueblo” era una  mujer que tenia amor maternal por su gente , entrego el corazón a  Israel y fue ese amor el que le dio la fuerza para salir a la batalla y arriesgar su propia vida. ¿Cuáles son los límites de tu amor?
Débora una mujer sensible, adoradora,”Cantaré Salmos a Jehová el Dios de Israel” después del triunfo compuso un esplendido canto triunfal para alabar al Dios de Israel. 
Que hermosa historia!!! Habrá alguna Débora en estos tiempos? ¡¡ Mujer Valiente y Esforzada!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada